Correo: clientes@newoneusa.net

¿Necesitas ayuda? ¡Contáctanos! +52.661.133.0010 | |

¿Cuál es la diferencia entre galvanizado y zincado?

  • Muchos hablan de galvanizado y zincado como si fueran dos procesos iguales, un grave error, ya que son completamente distintos.

    En el siguiente artículo abordamos las principales diferencias que existen entre Galvanizado y Zincado, así las tengas en cuenta al momento de solicitar el tipo de recubrimiento deseado.

    Galvanizado

    El proceso de galvanizado puede ser en caliente, por inmersión o al fuego. Consiste en introducir piezas de acero en zinc fundido, a una temperatura aproximada de 450°C, hasta lograr un recubrimiento de 7-42 micras (recubrimiento bajo) o de 45-200 micras (de alta duración). Al aliarse el zinc con el acero, se crea una capa que tiene una gran adherencia, muy resistente a los golpes y de gran dureza, especialmente recomendable para uso en el exterior y en ambientes húmedos o corrosivos. El galvanizado es un proceso más complejo de realizar y más costoso, pero a cambio ofrece características cercanas a la estructura del acero inoxidable.

    Solicita servicios de galvanizado en caliente

    Zincado

    El zincado es un proceso de electrodeposición, similar al cromado o cobreado, también llamado a veces (erróneamente) galvanizado en frío, donde la capa de zinc es de 5-20 micras. Al ser esta capa más fina que la del galvanizado, suele ser un procedimiento adecuado sólo para interiores, y las piezas quedan más suaves y uniformes, aumentando su valor estético. Por eso, a veces se habla de pequeñas piezas de electrónica galvanizadas, por ejemplo, cuando en realidad son zincadas.

    Ventajas del Galvanizado

    • Durabilidad: el recubrimiento de zinc de 80 micras de espesor obtenido del proceso de galvanizado puede durar: hasta 100 años en ambiente rural, 40-100 años en ambiente urbano, 20-40 años en ambiente industrial, 10-20 años en entorno marino.
    • Coste cero de mantenimiento: los recubrimientos galvanizados no requieren mantenimiento para garantizar sus propiedades
    • Excelente relación coste beneficio: galvanizar un material no es mucho más caro que pintarlo y, a diferencia del recubrimiento con pintura, prácticamente no hay que gastar en mantenimiento.
    • Versatilidad: el proceso de galvanizado puede aplicarse a todo tipo de piezas, desde tuercas o tornillos, hasta grandes superficies estructurales como perfiles metálicos.
    • Resistencia: el recubrimiento metalúrgico de zinc del acero obtenido con la galvanización en caliente es muy resistente a los golpes y a la abrasión, y a diferencia de otros tipos de recubrimiento como el zincado, tapa los desperfectos producidos por daños y rasguños en el material.
    • Compatibilidad: un metal galvanizado puede pintarse por encima y combinarse con estructuras de hormigón, acero inoxidable y aluminio, tanto para modificar su estética como para aumentar todavía más su durabilidad.
    • Rapidez: el proceso de galvanizado en caliente permite que las piezas puedan usarse inmediatamente, sin importar las condiciones atmosféricas, o almacenarlas durante tiempo sin temer al deterioro.

    Conoce nuestros servicios de galvanizado

    Ventajas del Zincado

    • Una capa de zinc extremadamente delgada y uniforme.
    • Un aspecto estético mucho más agradable que el galvanizado, ideal para piezas y aplicaciones vistas.
    • Se adapta bien a la pintura, lo que potencia todavía más su durabilidad.
    • Un coste económico menor que el galvanizado y una buena rentabilidad.

    El Zincado se usa especialmente en interiores y en otras aplicaciones que no requieren la durabilidad del galvanizado.

    Si estás buscando servicios de galvanizado de primer nivel, ponte en contacto con el equipo de Newone Inc. Galvanizado en Caliente. Brindamos servicios de galvanizado para todo tipo de metales.

    Contáctanos ahora